miércoles, 14 de mayo de 2008

Sol&Sueños, como Pulgarcita.

Siempre he pensado que los sueños lo son todo.

Una meta, un objetivo, una luz al final del túnel que te hace seguir andando sin parar. Por esa luz seríamos capaces de luchar contra el monstruo más sanguinario o la soledad más angustiosa.
Si ya lo decia Pulgarcita en su canción al Sol.

Pues yo soy como ella, amo el Sol y amo los sueños. Vivo por y para ellos.
Soy ellos.

Pero hay días en los que el Sol es tapado por las Nubes. Hay días en que los Sueños parecen apagarse como llama en medio de tormenta. Es en esos casos en los que desearías dejar de ser eso de lo que te enorgullecías en un principio.

De ser idealista. De preseguir metas. De querer la vida perfecta, la vida 10.
Es tan dificil... Parece que todos quieren destrozarte.
Creen que te protegen diciendote "la realidad", pero ¿sabés qué? no es cierto.

Lo único que hacen es apagarte la llama. Te la apagan dolorosamente.
Algo parecido a lo que sienten las hadas cuando un niño dice no creer en ellas. Algo muy parecido.
Porque al igual que creo en las hadas, creo en la Magia. En la Magia más literal y la más realista.
A eso le llamo Sueño. A esa Magia. A ese Hadita que revolotea en mi tripa ennerviosandola cada vez que veo un escenario, cada vez que oigo un disco. Deseando más.

Deseando llegar. Desando alcanzar el Sol.... tal y como queria Pulgarcita.